Adršpach-Teplice rocks un valle de rocas mágicas en la República Checa.

Adršpach-Teplice rocks



Localizadas sobre la aldea de Skály entre los pequeños poblados de Teplice nad Metují y Adršpach se encuentra un conjunto de extrañas formaciones rocosas de arenisca conocidas como Adršpach-Teplice rocks, estas se agrupan sobre una distancia de 17 km y son muy poco conocidas en occidente. Sin embargo son las formaciones rocosas más visitadas de la Republica Checa encontrándose dentro de las curiosidades de este país de Europa del Este.

Adršpach-Teplice rocks

Un detalle asombroso de esta maravilla de la geología es un singular eco, el cual era bastamente explotado desde el año 1783 cuando se tocaban cuernos y se disparaban estruendos de morteros para entretener a los turistas.  Los sonidos pueden tomar una nitidez asombrosa en el lugar pudiéndose escuchar su eco con gran claridad en más de 7 repeticiones.

Adršpach-Teplice rocks

El sitio fue un placer de destino turístico durante el siglo XIX y principios del siglo XX, hallándose entre las zonas más elegidas para salidas en esos tiempos en la región de Bohemia. Las huellas grabadas por los humanos en las rocas quedaron como postales de la historia a lo largo de los años.

Adršpach-Teplice rocks

No debe ser una cuestión menor el poder contemplar los escritos de viajeros y pobladores de la región por aquel entonces, muchas almas que han perecido han dejado sus pensamientos, anhelos de otros tiempos que nos permiten contactarnos en modo imaginario con esos seres que formaron parte del pasado humano en este lugar asombroso.

Adršpach-Teplice rocks



Los ecos y las inscripciones otorgan un aspecto aún más extraño al paisaje, sin mencionar la presencia de halcones peregrinos. Más aun las llamativas formas de las rocas, las cuales parecen tener nombre y apellido para los lugareños dando el broche de oro a la zona donde el pronunciado realismo, el embrujo y la superstición parecen contenerse en el aire puro de los valles.


Adršpach-Teplice rocks

Adršpach-Teplice es un lugar protegido siendo una reserva nacional desde el año 1933, para los escaladores de roca incluidos los de alto riesgo (conocidos como saltadores), este sitio es una verdadera perla que ha tomado una concurrencia popular en los últimos años.

Adršpach-Teplice rocks



Otra curiosidad de este increíble lugar de la República Checa, es la actividad de cría del asombroso Halcón peregrino  (Falco peregrinus). Los halcones peregrinos son los animales más rápidos del mundo alcanzando velocidades de más de más de 322 kmh. En la región son protegidos bajo ley federal. Algunas áreas han sido designadas fuera del alcance de los escaladores y excursionistas para asegurarse de que las aves no sean perturbadas. Las inmensas rocas areniscas poseen asombrosas características acústicas para la reflexión del sonido. Quizás por este asombroso eco el animal más rápido del mundo halla elegido este sitio como su hábitat y lugar de reproducción.

Adršpach-Teplice rocks

Entre sus rocas de mayor renombre se encuentran Jaula del León, la Oruga, el pan de azúcar, el hacha del Carnicero, los gemelos, la guillotina y el Golem, por tan solo nombrar algunas de ellas. 

Adršpach-Teplice rocks



Otra maravilla son las ruinas del castillo de Střmen, el cual ha sido adaptado a una plataforma con mirador. Desde la torre de vigilancia puede contemplarse en forma armoniosa el paisaje, cabe destacar una hermosa capilla en las cercanías y en sus inmediaciones  el Jardín de Krakonoš (espíritu mitológico de las montañas de Krkonoše).

Adršpach-Teplice rocks

Son a su vez de peculiar atractivo sus cuevas, sus laberintos naturales de rocas, sus barrancos profundos, desfiladeros y puentes atravesando ríos todo esto rodeado de un bosque extraído de un cuento de hadas.

Adršpach-Teplice rocks

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...