La fobia a las inyecciones, jeringas y agujas (Belenofobia o Belonefobia).


Belenofobia hemofobia aicmofobia  aichmofobia la traumatofobia


¿Cómo se llama el miedo o fobia a las agujas y las inyecciones?, ¿cómo quitar el miedo a las agujas?. Ya hemos escrito sobre otras fobias comunes como la fobia social, o la fobia a las cucarachas, en el día de hoy hablaremos de otro curioso tipo de fobia a las inyecciones, jeringas o agujas, que algunos creen (muchas veces equivocadamente) que sale a relucir en los análisis de sangre; esta fobia a las agujas e inyecciones se denomina Belenofobia o Belonefobia.  Se estima que el 10% de la población mundial sufre en algún grado de belenofobia, trypanophobia o tripanofobia. Se entiende  por  belenofobia una patología originada por un terror o miedo extremo, sin control e injustificado hacia las agujas en primer lugar y también, a alfileres, cuchillos, vidrios, navajas, sierras, jeringas, etc. Demás está decir que esta fobia se relaciona con la fobia a la sangre, conocida como hemofobia (hamatofobia) y también puede relacionarse con la traumatofobia o miedo a las lesiones. Cuando el miedo es solo hacia las agujas y no al resto de los elementos, la fobia se denomina aicmofobia o aichmofobia. Los síntomas de esta fobia se presenta cuando vamos a vacunarnos a nos mandan a hacer un análisis de sangre, en estos casos puede llegarse al desmayo por parte de la persona que la padece. Pero hay que tener en cuenta que la verdadera fobia se da al tener miedo o pavor a dichos objetos en una situación que no es de emergencia, un ejemplo es ver a alguien cociendo con una aguja, el belenofobico puede entrar en pánico en esta situación. Cuando la fobia solo se da con las agujas como en muchos individuos, repitámoslo se denomina aicmofobia o aichmofobia.
Hamilton J.G. en su libro “Needle phobia: a neglected diagnosis”, atribuye  a la Belenofobia una causa genética, con alguna base en la evolución, ya que desde hace miles de años nosotros los humanos evitamos las heridas de arma blanca en la lucha con los animales y contra nuestros congéneres, como medida de supervivencia.




La gran mayoría de las muertes violentas en la historia evolutiva de nuestra especie han sido causadas por la penetración de la piel por dientes, garras, colmillos, palos, hachas de piedra, cuchillos, lanzas, espadas y flechas. Además de la muerte como resultado de un traumatismo directo o hemorrágico, muchas de estas muertes eran debidas a infecciones secundarias a la penetración de la piel. Un reflejo que promoviese el aprendizaje de un miedo cerval de punción de la piel tendría un valor adaptativo claro en la enseñanza de los seres humanos para evitar este tipo de lesiones. Durante los 4 millones de años de evolución humana, seguramente muchos genes para controlar la presión arterial, el pulso, el ritmo cardiaco y la liberación de hormonas relacionadas con el estrés fueron seleccionadas para crear el reflejo vasovagal. Para esta teoría la Belenofobia, la hemofobia, la aicmofobia o aichmofobia, la traumatofobia y demás fobias relacionadas, la causa de estas es de origen genético, y son una reacción adaptativa que se ha creado en nuestros genes durante miles de años, para asegurar nuestra supervivencia.  Tengamos en cuenta que los antibióticos, las vacunas, la jeringas y la medicina en sí, son muy recientes en lo que es nuestra historia humana, se sabe que nuestra especie (sin contar nuestros ancestros) tiene al menos 195 mil años, como lo atestigua los restos más antiguos de Homo sapiens del Omo I, u hombres de Kibish, (hallado en Etiopía). La condición fue reconocida oficialmente en al año 1994 en el polémico DSM-IV (cuarta edición del Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales) como una fobia específica a la sangre / inyecciones / lesiones. Muchos han acusado al DSM-IV como un manual psiquiátrico para inventar enfermedades y beneficiar a los laboratorios. Para muchos psicólogos clínicos y psicoanalistas  las fobias representan un desplazamiento de la verdadera fuente de angustia la cual se deposita en un objeto para poder controlar de modo inconsciente. Recomendamos que si tienes algunas de estas fobias y repercute en tu calidad de vida, no dudes de consultar un especialista. Esperamos que el articulo haya sido de utilidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...